Claves para un buen título

El título es el nombre propio de la obra, las primeras palabras que el lector ojea. No debemos confundir el título con un mero trámite obligatorio, sino como una oportunidad para que el autor despliegue su ingenio y habilidad con las letras. El autor debe jugar con el significado de su título. Para ello, debe de ser cauto en la elección de aquello que quiere revelar al público, y, al mismo tiempo, seducir al lector para que escoja su obra entre las almacenadas en la librería....